Las empresas cada vez son más hábiles y están más atentas a lo que hacen sus rivales. La importancia del cliente y la gran evolución que ha tenido, obliga a las empresas a orientar sus estrategias a la atención y satisfacción personalizada. Además el cliente aumenta...