Ratios para analizar la situación financiera de las empresas

Las ratios lo que hacen es analizar cuál es la situación de la empresa en aquellos elementos que pueden tener un factor fundamental para conocer la situación de la empresa, como por ejemplo, si la empresa tiene dinero suficiente para hacer frente a los pagos a corto plazo y llevar una buena gestión de la empresa.
Elvira Carrasco
22 October, 2020

Necesitamos aplicar una serie de ratios o indicadores financieros para realizar un buen análisis del balance de situación de nuestra empresa. Para ello, debemos conocer los conceptos del ratio de endeudamiento que ya explicamos en el artículo de “Ratio de endeudamiento”.

1.Ratio de financieras de liquidez o de maniobra

 

Es uno de los ratios para analizar la situación financiera de las empresas más utilizado.

Este ratio nos permite medir la capacidad de pago que tiene la empresa o la forma en cómo ésta puede enfrentar sus compromisos inmediatos en un futuro a corto plazo.  Para medir este parámetro vamos a utilizar tres ratios diferentes.

  • Ratio circulante: También conocido como ratio de liquidez corriente. Consiste en dividir el valor del activo corriente entre el pasivo  corriente. El resultado óptimo de esta operación sería 2, es decir, por cada euro de deuda a corto plazo que tiene la empresa, contamos con un euro más una vez liquidada esa deuda.

Ejemplo:

Total activos fijos corrientes = 1343
Total pasivo corrientes = 745
RC = ratio circulante

RC = total activos corrientes / total pasivos corrientes = 1343/681 = 1,972

Conclusión: Por cada euro de deuda a corto plazo, la empresa tiene 1,97 euros de activo circulante para respaldarla. Al ser tan cercano a 2, podemos decir que la capacidad de pago que tiene la empresa es aceptable.

  • Ratio del ácido: Este ratio nos permitirá aceptar el valor que hemos obtenido de la primera. La prueba del ácido es igual al activo corriente menos el valor de los inventarios y lo dividimos entre el pasivo corriente.

Restamos del activo corriente el inventario porque presuponemos que el inventario en el activo corriente de difícil conversión en dinero, por lo tanto tenemos que vigilar que no dependamos de la realización de este inventario para tener dinero suficiente para pagar nuestros gastos.

Para no correr riesgo de tener una fuerte dependencia de las ventas para poder pagar nuestros gastos, no debemos de tener más del 25% de nuestro activo corriente en nuestro inventario, eso se traduce a un ratio del ácido óptimo del 1,5.

Ejemplo:

Total activos corrientes = 1343
Valor de inventario = 313
Total pasivo corrientes = 745
RA = prueba circulante

RA = (activos corrientes – inventario) / pasivos corrientes = (1343-313)/681 = 1,512

Se considera un valor bastante bueno y equilibrado

  • Capital de trabajo: Para calcular el capital de trabajo, vamos a restar al activo corriente el pasivo corriente.

Ejemplo:

Total activos corrientes = 1343
Total pasivo corrientes = 745
CT = capital de trabajo
CT= activo corriente-pasivo corriente=1343-745= 598

Este resultado está expresado en términos monetarios y esto nos indica que la empresa 

tiene 598 euros disponibles una vez que se liquide el pasivo. Saber cuánto dinero tenemos disponible sin poner en riesgo el pago de nuestros gastos/deudas, nos permite tomar decisiones para invertir este excedente en efectivo y poder generar a su vez más dinero a la empresa y su operación.

2. Ratio de actividad

 

Nos permiten medir la eficiencia operativa del negocio, es decir, saber qué tan hábiles somos para manejar y administrar las cuentas por cobrar, qué tan eficientes somos para controlar nuestro inventario y además poder atender a nuestros clientes sin correr el riesgo de exceso de stock.

Es decir, el ratio de actividad nos va a permitir medir la eficiencia operativa del negocio.

Rotación de cuentas por cobrar: Consiste en dividir las ventas entre las cuentas por cobrar a clientes. Esto nos va a permitir saber que el número de veces somos capaces durante el año de cobrarlo vendido.

Ejemplo:

Ingresos por ventas =3271
Cuentas por cobrar = 545
RCC = rotación de cuentas por cobrar

RCC= ventas/ cuentas por cobrar= 3271 / 701 = 6 veces

Esta información no es relevante si no analizamos también los días de cobro.

Días de cobro: Los días de cobro los vamos a obtener al dividir los 365 días del año entre la rotación de cuentas por cobrar.

DC = 365 días/ RCC = 635/6= 61 días

Conclusión: La empresa necesita como promedio 61 días para cobrar una cuenta.
El periodo de cobro es significativo sólo con relación a las condiciones de crédito de la empresa.
Si la empresa ofrece a sus clientes condiciones de crédito a 30 días, un período de 61 días indica un crédito o un departamento de cobro mal administrado, pero si la empresa tiene condiciones de crédito más amplias supongamos a 65 días pues el periodo promedio de 61 días sería bastante aceptable.

Rotación de inventario: La obtenemos al dividir el valor del costo de venta entre el saldo de inventario así que la rotación de inventario de la empresa.

Ejemplo:

Costo de venta = 2189
Valor de inventario = 313
RI = Rotación de inventario
RI = Costo de venta / valor de inventario = 2189/313 = 6,99

Esto nos dará el número de veces que somos capaces de rotar el inventario durante el año, pero para que este valor sea relevante tenemos que calcular también los días de inventarios.

Días de inventario: Para ello dividiremos 365 días que tiene el año entre la rotación de inventario así que tenemos que los días de inventario de la empresa.

DI = 365 / rotación de inventario = 365/6,99 = 52 días.

Conclusión: Esto significa que la empresa se tarda 52 días en liquidar el inventario. Además con este ratio también podemos saber si estamos cumpliendo con los pronósticos de ventas.

3. Ratio de apalancamiento financiero o deuda

 

Este ratio lo utilizamos para medir la financiación de la empresa que se necesita para crecer y que no represente un problema financiero a la larga, difícil de solucionar.

Vamos a ver solo dos ratios financieros que son muy importantes para saber que están endeudados o que también usamos el crédito en el negocio.

Ratio de deuda total: Para calcular esta variante lo que vamos hacer es dividir el valor del pasivo total entre el activo total. El resultado nos dará un porcentaje del activo que tengo está siendo financiado con deuda.

Ejemplo:

Pasivos totales = 1743
Activos totales = 3597
RDT = razón deuda total %

RDT = pasivos totales/activos totales = (1743/3597)x100 = 48%

Conclusión: Esto nos quiere decir que de todos los bienes y derechos que posee la empresa el 48% lo financia en terceras personas es deuda.

Calidad de la deuda: Consiste en dividir el pasivo corriente entre el valor del pasivo total, en forma de porcentaje. Este resultado nos indica que de cada euro que se tiene de deuda, cuando se tiene de deuda a corto plazo.

Pasivo corriente= 745
Pasivo total= 1743
CD = calidad de la deuda%
CD = pasivo corriente/pasivo total = (745/1743)x100 = 42,74%

Conclusión: Esto quiere decir el 100% de la deuda que tiene la empresa, el 42,7% es de corto plazo, es decir que debemos de liquidar dentro de 1 meses el 42,7% de la deuda.

4. Ratio de rentabilidad

 

El ratio de rentabilidad nos indica que tan capaces somos de generar utilidad y cómo de bien aprovechamos los recursos disponibles para generación de beneficios y de riqueza dentro de la empresa.

Estos ratios nos darán la certeza de que el negocio está generando ganancias o utilidad.

Margen de utilidad neta: el margen de utilidad neta lo vamos a obtener dividiendo la utilidad neta entre las ventas. El resultado que vamos a obtener será de cada euro representado por las ventas cuánto es lo que efectivamente me queda como ganancia. Muchas veces no es importante vender más sino mejorar tu margen de utilidad

Ejemplo:

Utilidad neta = 225
Ventas = 3274
MGB = %margen de utilidad neta
MGB= (utilidad neta/ventas)x 100 = (225/3274)x 100= 6,87%

Esto significa que cada euro representado por las ventas, a la empresa le quedan 6,87 céntimos de ganancia. Ese es nuestro margen de ganancia

ROI: Es el rendimiento sobre los activos totales, que me va a permitir saber si estoy aprovechando de buena manera los bienes y derechos de los que dispongo para la operación del negocio. Se calcula con la utilidad neta entre el activo total.

Ejemplo:

Utilidad neta= 242
Activo total= 3276
ROI = utilidad neta/activo total= (242/3276)x100 = 7,39%

Lo que me representa el ROI es que la empresa ganó 7,39 céntimos por cada euro de inversión y activo.

Rendimiento sobre el capital contable (ROE): Nos permite evaluar que tanto provecho le estamos sacando a esta inversión que los accionistas hicieron en la empresa. Lo sacamos dividiendo la utilidad neta entre el capital de los accionistas, y sabremos de cada euro que han invertido los accionistas, cuanto está generando en ganancia.

Ejemplo:

Utilidad neta = 242
Capital en acciones comunes = 1876
ROE = utilidad neta/capital en acciones comunes = (242/1876)x100 = 12,89%

Conclusión: Esto nos indica que la empresa ganó 12,89 céntimos por cada euros de capital en acciones comunes.

Síguenos: 

También te puede interesar…

Climatización Evaporativa | ¿Qué es?
Climatización Evaporativa | ¿Qué es?

Reduce el gasto en la factura de la luz, consumiendo un 80% menos que el aire acondicionado. Mejora la calidad del aire desplazando olores y polvo, sin necesidad de cerrar puertas y ventanas.

¿Cuántos tipos de autónomos existen?
¿Cuántos tipos de autónomos existen?

Cuando queremos ponernos cómo autónomo, debemos conocer todas las opciones que existen para cada sector y los procesos administrativos que necesitamos realizar para darnos de alta.

Prueba GRATIS el Software ERP de Gestión que tu empresa necesita, con toda la ayuda que necesites

Share This