Seleccionar página

Cuántos tipos de cheques existen: Conócelos todos

Los cheques cada vez se usan menos por culpa de la digitalización de la economía, no obstante siempre viene bien saber cuáles son los tipos de cheque más en uso y seguros.
Ismael Morales
26 October, 2020

En estos tiempos de pandemia dónde cada vez más tenemos en cuenta todo lo digital, ya sea para pagar mediante tarjeta, con el móvil, para consumir entretenimiento con suscripciones de pago o gestionar la empresa mediante softwares alojados en la nube seguimos teniendo en circulación diversos tipos de cheques con los que siguen funcionando multitud de empresas.

Tanto si no has recibido cobros en cheques nunca cómo si tu empresa los utiliza a diario, es conveniente que conozcas todos los tipos de cheques que vamos a tratar en el siguiente artículo:

Índice del artículo:

1.- ¿Qué es un cheque?

2.- Tipos de cheques

2.1.- Cheque conformado

2.2.- Cheque cruzado

2.3.- Cheque nominativo

2.4.- Cheque al portador

2.5.- Cheque del viajero

2.6.- Otros tipos de cheques

3.- Preguntas frecuentes

¿Qué es un cheque?

Un cheque es un documento en el que una persona o entidad (emisor) otorga el derecho de cobro de una cantidad de dinero a otra persona o entidad (beneficiario). Se encuentran regulados por la Ley 19/1985, de 16 de julio, Cambiaria y del Cheque.

Los cheques son expedidos por entidades bancarias, que serán las responsables de su pago, y cuyos datos se incluyen en el cheque. Por lo tanto, los demás datos de un cheque son los nombres del emisor y del beneficiario, la cantidad de dinero, la fecha y el lugar de emisión, el número de cuenta bancaria del emisor, y su firma.

firma de cheque

Tipos de cheques

 

Los cheques están regulados por el Banco de España y existen varios tipos de cheques, aunque los más conocidos sean los cheques al portador y los nominativos. No obstante, existen varios tipos de cheques más, los cuáles explicamos a continuación:

Cheque conformado

 

El nombre de este cheque viene porque es necesaria que aparezca la expresión “conforme” escrita en el cheque. La entidad bancaria responsable de realizar el pago al beneficiario le asegura que el emisor tiene fondos, y retiene la cantidad pertinente cómo seguro.

Cheque cruzado

 

Podemos identificar fácilmente un cheque cruzado si tiene dos barras paralelas en la cara interior del mismo. El cheque cruzado es un cheque nominativo y sólo puede ser abonado en cuenta (no se puede cobrar en efectivo).

Cheque nominativo

 

Cómo se puede intuir por el nombre, en el cheque nominativo aparecen los datos del beneficiario (persona o empresa) del mismo. La principal ventaja del cheque nominativo es que es mucho más seguro que el famoso cheque al portador, ya que sólo lo puede cobrar el beneficiario.

No obstante, es posible que el beneficiario necesite que otra persona realice el cobro o retirada de dinero, para ello es necesario realizar un endoso. Hay casos en los que el endoso no es posible porque tiene una Cláusula no a la orden. Mientras en los que si se pueda realizar, el beneficiario tendrá que escribir los datos del nuevo beneficiario.

Cheque al portador

 

Es el más conocido por todos y probablemente el más común es el cheque al portador. A diferencia del nominativo, en el cheque al portador no aparece ningún dato de la persona beneficiaria, por lo que lo puede cobrar cualquiera que lo tenga en su poder. Obviamente, esto presenta problemas de seguridad del cobro de cara al beneficiario si lo pierde y otra persona lo cobra.

Cheque del viajero

 

En contraste con los dos cheques anteriores, que son los más comunes de todos, el cheque del viajero es el menos utilizado por mucha diferencia. Son emitidos por entidades bancarias (u organismos financieros no bancarios cómo Visa, Mastercard o American Express) y aseguran que el beneficiario podrá pagar o cobrar en cualquier otra divisa si el establecimiento lo acepta, además, no tienen fecha de caducidad.

Otros tipos de cheques

 

Por último, pero no menos importante, hay otros tipos de cheques que también debemos tener en cuenta:

  • Cheque bancario: La propia entidad bancaria es el emisor, es decir, firma y paga el cheque.
  • Cheque de abono en cuenta bancaria: Es obligatorio que tenga la expresión “abonar en cuenta” escrita en el mismo. Su particularidad es que no puede ser cobrado en efectivo, sólo en ingreso en cuenta.
  • Cheque contra la cuenta del Banco de España: El encargado de realizar el abono del importe es el Banco de España.
  • Recibí: Este no es necesariamente un tipo de cheque, sino, es lo que firma el portador cuando recibe el dinero de su cheque.

FAQ sobre cheques

¿Cómo cobrar un cheque?

Acude a la entidad bancaria que figura en el cheque: de lo contrario, no podrás cobrarlo.

¿Puedo cobrar un cheque en un cajero automático?

No todas las entidades bancarias lo permiten, debes informarte previamente en el banco.

¿Qué se necesita para cobrar un cheque?

Para cobrar un cheque al portador no necesitarás identificarte: en el resto de los cheques sí. Pero si el banco no ha conformado el cheque, nadie garantiza el cobro de los fondos.

¿Puedo cobrar un cheque en cualquier banco?

Los bancos no tienen obligación de hacerse cargo del pago de un cheque de otra entidad. Quienes aceptan el servicio cobran una comisión aparte por ello.

¿Qué plazo tengo para cobrar un cheque?

Dispones de 15 días en España, 20 días si se ha emitido en Europa, y 60 días si se ha emitido en otra parte del mundo.

¿Cuánto tarda en hacerse efectivo un cheque?

Entre 2 y 3 días hábiles. Se puede demorar según la cantidad a retirar o la relación del beneficiario con el banco.

¿Cómo cobrar un cheque que no está a mi nombre?

Necesitarás figurar como endosado del cheque; de lo contrario, no podrás cobrarlo.

 

Prueba STEL Order para una sencilla gestión de los pagos y los cobros de tu empresa. Tendrás en tu mano no sólo un programa para hacer facturas, sino para gestionar más fácil tu negocio.

Síguenos: 

También te puede interesar…

Prueba GRATIS el Software ERP de Gestión que tu empresa necesita, con toda la ayuda que necesites

Share This