Seleccionar página

Estimación directa simplificada

Es una alternativa de tributación por el IRPF para autónomos y empresarios, la cual está basada en los rendimientos empresariales de la actividad económica.
Ismael Morales
17 June, 2021

Todo autónomo o empresario ha de escoger, en el momento de su alta, la modalidad en la que tributará en adelante por el IRPF, pudiendo hacerlo entre la estimación objetiva, la estimación directa normal y la estimación directa simplificada. Vamos a analizar qué requisitos fiscales conlleva esta elección, y en qué casos se debe optar por ella.

 

¿Qué es la estimación directa simplificada?

 

Es una de las alternativas de tributación por el IRPF para autónomos y empresarios, la cual está basada en los rendimientos empresariales de la actividad económica, es decir, los beneficios obtenidos como consecuencia de las actividades laborales.

Este beneficio sale de restar los gastos deducibles a los ingresos propios de la actividad, de tal manera que quede un impuesto progresivo: cuanto mayores sean los beneficios, mayor será la cantidad para ingresar en concepto de IRPF, y cuanto menos se haya ganado (o incluso si se han dado pérdidas), apenas se pagará por ello.

Al igual que sucede con la estimación directa normal (la otra modalidad de tributación en estimación directa), la diferencia entre gastos e ingresos conforma el rendimiento neto, con la salvedad de que se permite la deducción íntegra de las amortizaciones.

  1. Según la tabla de amortización simplificada, específica para esta modalidad, las amortizaciones se practican linealmente (a través de cuotas fijas anuales).
  2. Además, se puede aplicar la amortización acelerada (amortizar a un ritmo mayor del ordinario), que es la que rige para las pequeñas empresas que tributan por el IS (Impuesto de Sociedades).
  3. Adicionalmente, se contempla una deducción del 5 % del rendimiento neto por aquellos gastos que se consideren de difícil justificación.

 

Requisitos de la estimación directa simplificada

 

Las obligaciones de este régimen son algo más laxas que las de la estimación directa normal, de tal forma que se libera al autónomo o empresario de la obligatoriedad de ceñirse a la contabilidad normalizada según el Código de Comercio. En su lugar, se deben llevar una serie de libros oficiales.

Libros oficiales para profesionales

 

  • Registro de Ingresos.
  • Registro de Gastos.
  • Registro de Bienes de Inversión.
  • Registro de Provisiones y Suplidos.

 

Libros oficiales para empresarios

 

  • Registro de Ventas e Ingresos.
  • Registro de Compras y Gastos.
  • Registro de Bienes de Inversión.
  • Libros de IVA.

 

¿Quién puede acogerse a la estimación directa simplificada?

 

Para optar por esta forma de tributación, el empresario o autónomo ha de cumplir con las siguientes condiciones:

  1. Que no haya superado durante el año anterior el límite de 600 000 euros en concepto de importe neto de cifra de negocio, entendiéndose como tal la suma de todas sus actividades profesionales.
  2. Que su actividad profesional no tenga por qué acogerse al régimen de estimación objetiva: tengamos en cuenta que hay ciertos casos contemplados donde, forzosamente, habrá que tributar en esta modalidad.
  3. Que no haya renunciado expresamente a este régimen a cambio de tributar por estimación directa normal.
  4. Que ninguna de sus actividades empresariales tribute mediante estimación directa normal.

Una vez se haya optado por la estimación directa simplificada, el autónomo o empresario tendrá que hacerse cargo de cuatro pagos anuales en concepto de IRPF fraccionado, los cuales serán satisfechos dentro de los 20 primeros días de abril, julio, octubre y enero (del año siguiente) mediante el modelo 130 de la AEAT.

En condiciones habituales, cada pago constará del 20 % del rendimiento neto de cada trimestre, restándole los pagos fraccionados de trimestres anteriores (si los hubiera) y las retenciones soportadas.

La tributación mediante estimación directa simplificada del IRPF es la más escogida por los autónomos que realizan actividades profesionales por cuenta propia, gracias a la sencillez de los requisitos en cuanto a la llevanza de la contabilidad se refiere. Ten bajo control todas las facturas de tu negocio con el programa de facturación de STEL Order, además podrás gestionar al completo tu empresa con el resto de funcionalidades de ERP que te ayudarán a hacer tu vida más fácil.

Síguenos: 

También te puede interesar…

Umbral de rentabilidad – ¿Qué es el umbral de rentabilidad?
Umbral de rentabilidad – ¿Qué es el umbral de rentabilidad?

El umbral de rentabilidad es la cantidad de productos o servicios que una empresa o autónomo tendría que vender para equilibrar sus costes de forma exacta, convirtiéndose así en unos de los factores más influyentes para conocer la viabilidad financiera de tu negocio.

Contrato mercantil: Qué es y requisitos
Contrato mercantil: Qué es y requisitos

En este artículo veremos qué contienen los contratos mercantiles y qué requisitos formales deben reunir, así como sus diferencias con el contrato laboral

Prueba GRATIS el Software ERP de Gestión que tu empresa necesita, con toda la ayuda que necesites

Share This