Seleccionar página

Diferencia entre IAE y CNAE

IAE son las siglas de Impuesto de Actividades Económicas qué es un tributo general, obligatorio y directo mientras que las siglas CNAE significan Clasificación Nacional de Actividades Económicas y se trata de un directorio.
Francisco Vidal
14 October, 2021

Si eres un trabajador autónomo, probablemente estés familiarizado con los conceptos CNAE e IAE, pero ten en cuenta las diferencias (sensibles) que presentan y que, por lo tanto, vamos a explicarte. Definiremos y analizaremos qué son, qué implicaciones tributarias tiene el IAE, y cómo averiguar la equivalencia entre IAE y CNAE.

Definición de IAE y CNAE

Antes de nada: no, IAE y CNAE no son lo mismo, aunque guarden una relación que veremos más adelante. Vamos a ver en qué consiste cada uno.

Qué es el IAE

IAE son las siglas de Impuesto de Actividades Económicas: es un tributo general, obligatorio y directo, que emplea la Agencia Tributaria para gravar casi todas las actividades profesionales, artísticas o empresariales, independientemente de su naturaleza y de su volumen de negocio. Cada actividad económica se codifica con un identificador único, denominado epígrafe

El IAE es, como dijimos, un impuesto; sin embargo, eso no quiere decir que se tenga que pagar por él. De hecho, existen numerosos supuestos de exención de pago del IAE, así como de otras actividades que directamente no se encuentran sujetas, según la normativa de Hacienda.

Principalmente, el IAE tiene efectos censales: la gran mayoría de autónomos o empresarios tienen que dar de alta en Hacienda sus actividades económicas, siendo normalmente una de ellas la actividad principal, y actuando las demás como actividades secundarias.

Esto se hace cumplimentando los modelos 036 o 037 de Hacienda (alta, baja, modificación y declaración censal simplificada): al rellenar estos formularios, se consigna el epígrafe del IAE correspondiente a la actividad económica que se declara. Solo puede indicarse un epígrafe por cada formulario, pudiendo presentar formularios adicionales para dar de alta las subsiguientes actividades, si fuera el caso.

Qué es el CNAE

Por su parte, las siglas CNAE significan Clasificación Nacional de Actividades Económicas: se trata de un directorio que consta de una serie de códigos que consignan las distintas actividades económicas contempladas (denominadas unidades productoras, en el contexto de la Seguridad Social).

Esencialmente, el CNAE cumple una función estadística de cara a la Seguridad Social: su porqué se articula dentro de la legislación de la UE que pretende normalizar la gestión de las estadísticas de empresas y gobiernos.

La consignación del CNAE de cada actividad o unidad productora es un trámite obligatorio para todas las personas jurídicas y sociedades mercantiles; si bien no tiene repercusión fiscal alguna, ni condiciona en ningún modo la relación de la sociedad con la Seguridad Social, es imprescindible que la correspondencia entre IAE y CNAE quede reflejada en el alta de la actividad.

Estructura del IAE y del CNAE

¿Cómo es el IAE?

El IAE se descompone en tres grandes grupos, en función de la categoría de la actividad:

  • Sección 1: actividades empresariales.
  • Sección 2: actividades profesionales.
  • Sección 3: actividades artísticas.

Dentro de cada sección, hay una serie de códigos de tres cifras, cada uno encargado de consignar una actividad económica; al final del código se agrega un número (1, 2 o 3) en función de la categoría.

Ejemplo: un comercial freelance se consignaría como 599/2: 599 es el código de la actividad, y el 2 indica una actividad profesional.

Las actividades empresariales se refieren a aquellas que conlleven la prestación de servicios por parte de sociedades mercantiles, así como actividades comerciales, industriales, mineras, ganaderas independientes y de la construcción.

Las actividades profesionales comprenden los servicios prestados por trabajadores por cuenta propia (autónomos, freelance…) tanto a empresas como a personas físicas: servicios financieros, jurídicos, seguros, psicólogos, arquitectos, ingenieros, redactores, traductores y un sinfín de profesiones independientes.

Las actividades artísticas están relacionadas con los espectáculos de distintas manifestaciones como música, teatro, danza, cine, deporte o tauromaquia.

¿Cómo es el CNAE?

El CNAE está desglosado por códigos de cuatro niveles, donde cada uno indica un aspecto de la actividad:

  • Nivel 1: sección.
  • Nivel 2: división.
  • Nivel 3: grupo.
  • Nivel 4: clase.

Cada sección asigna una letra, y el resto consta de cifras. El directorio completo de los códigos CNAE se puede consultar en la web de la Agencia Tributaria.

Ejemplo: el código CNAE de las actividades profesionales de traducción e interpretación es el M7430: M por la sección, 74 por la división, 3 por el grupo y 0 por la clase.

¿Tengo que darme de alta aunque esté exento de IAE?

El alta en el IAE es obligatoria para prácticamente todas las actividades económicas, independientemente de si dicha actividad supone o no una exención.

Las exenciones del IAE son las siguientes:

  • Trabajadores autónomos con personalidad física (no jurídica).
  • Sociedades mercantiles cuyo volumen anual de negocio sea inferior a un millón de euros.
  • Sociedades sin personalidad jurídica (por ejemplo, comunidades de bienes).
  • Asociaciones y fundaciones sin ánimo de lucro.

Además, existen otras actividades que no constituyen hecho imponible para el impuesto y que, por lo tanto, no es que estén exentas de IAE, sino que no están sujetas al tributo:

  • Ganaderas dependientes.
  • Agrícolas.
  • Pesqueras.
  • Forestales.

Implicaciones fiscales del IAE

Estar registrado con algún IAE determinará la relación futura con la AEAT, en términos de:

  1. Los gastos deducibles en el IRPF o en el Impuesto de Sociedades (propios de cada actividad).
  2. Los regímenes de IVA e IRPF por los que se tributa (general, estimación directa normal, estimación directa simplificada, recargo de equivalencia).
  3. El IVA que se aplique en las facturas emitidas (4 %, 10 % o 21 %).
  4. La retención fiscal de cada factura (en el caso de los autónomos).

Conversor IAE a CNAE

Dado que cada actividad tiene asociados los dos códigos, es posible consultar el IAE si conocemos el CNAE, o el CNAE vinculado a un IAE que ya conozcamos. En Internet podemos encontrar varios sitios web que, de forma gratuita, ofrecen la correspondencia entre IAE y CNAE, como son IberavalCódigosIAE o CódigosCNAE.

Utiliza STEL Order cómo software de gestión para mejorar el día a día en tu negocio de tus empleados a pie de calle y administrativos. 

El IAE y el CNAE, como hemos visto, son conceptos totalmente distintos que, si bien guardan relaciones y propósitos similares, presentan una diferencia esencial: mientras que el IAE es un dato censal propio de la Agencia Tributaria y puede conllevar el pago de un impuesto, el CNAE lo es de la Seguridad Social y solo tiene una finalidad estadística.

<a href="https://www.stelorder.com/autor/francisco-vidal/" target="_self">Francisco Vidal</a>
Francisco Vidal
Soporte. MBA y especialista en la resolución de problemas diarios de miles de autónomos y pymes de servicios de asistencia técnica. LinkedIn

Síguenos: 

También te puede interesar…

IVA reducido al 10% en reformas
IVA reducido al 10% en reformas

El IVA sobre reformas puede ser del 10 % siempre y cuando vayan destinadas a una vivienda, y se respete un límite en la factura en concepto de coste de los materiales. Esta reducción también afecta al IVA de la mano de obra, y comprende reformas menores y destinadas a la rehabilitación de edificaciones.

EORI: Qué es y quién lo necesita
EORI: Qué es y quién lo necesita

El EORI number Spain (número EORI en España) es el código que faculta a los importadores y exportadores en nuestro territorio a realizar estas operaciones con empresas y particulares externos al territorio de la Unión Europea; el ámbito de validez del EORI se extiende a todos los Estados Miembros de la UE.

Prueba GRATIS el Software ERP de Gestión que tu empresa necesita, con toda la ayuda que necesites

Share This