¿Qué es una sociedad laboral? ¿Cómo funcionan las sociedades laborales?

Las sociedades laborales son una forma de asociación empresarial formada por trabajadores, los cuales ostentan la propiedad de la mayoría de su capital social.
Ismael Morales
21 January, 2021

Los trabajadores por cuenta propia pueden asociarse entre ellos para formar sociedades laborales, una forma jurídico-societaria que presenta unas características peculiares y ciertos beneficios fiscales; además, en España son consideradas parte de la economía social.

 

¿Qué es una sociedad laboral?

 

La definición de sociedad laboral es una empresa privada mercantil cuyos trabajadores prestan sus servicios a la empresa indefinida, directa y personalmente, y que ostentan la propiedad de, al menos, el 51 % de su capital social.

En contraste con la definición de sociedades limitadas o anónimas, una sociedad laboral no está compuesta exclusivamente por socios, sino también por trabajadores fijos.

En términos jurídicos, las sociedades laborales se encuentran regidas por la Ley de Sociedades Laborales y Participadas.

 

¿Qué tipos de socios forman parte de una sociedad laboral?

 

  • Trabajadores no socios. Estos trabajadores están vinculados a la sociedad laboral mediante contratos indefinidos de trabajo, y no pueden trabajar más de un 49 % de las horas de los socios.
  • Trabajadores socios. Estos pueden ser socios de clase laboral, es decir, trabajadores que presten unos servicios retribuidos e indefinidos a la sociedad y que, además, sean propietarios de la mayoría simple del capital o sean socios de clase general.
  • Accionistas y otros trabajadores no socios.

 

¿Qué requisitos ha de reunir una sociedad laboral?

 

  1. La forma societaria que adoptan suele ser S. L. L. (sociedad limitada laboral) o S. A. L. (sociedad anónima laboral).
  2. Las características de una S. L. L. o de una S. A. L. son comunes a las de las sociedades anónimas o limitadas convencionales: han de ser inscritas en el Registro Mercantil, y el capital social mínimo requerido para su constitución viene marcado por la Ley de Sociedades Anónimas y Sociedades Limitadas.
  3. En una sociedad laboral, la mayoría simple (51 %) del capital social pertenece a los trabajadores que la conforman; asimismo, ningún socio trabajador puede disponer de más de un tercio de dicho capital social,
  4. El capital social puede ser dividido en participaciones, cuya definición es acciones nominativas: su propiedad pueden ostentarla los socios no trabajadores (acciones de clase general) o los socios trabajadores (acciones de clase laboral).
  5. Se distinguen las mencionadas divisiones del capital social en función de la forma societaria: así, las Sociedades Anónimas Laborales dividen su capital en acciones, y las Sociedades Limitadas Laborales lo dividen en participaciones sociales.
  6. Las ampliaciones de capital que aborde la sociedad laboral deben ser concordantes con los distintos tipos de acciones.

 

¿Qué ventajas e inconvenientes tienen las sociedades laborales?

 

Los beneficios o desventajas que presenten las sociedades laborales se determinan según la forma elegida (S. A. L. o S. L. L.): tienen en común que la transmisión de acciones y participaciones se encuentra restringida, y que normalmente sale a cuenta tributar por el Impuesto de Sociedades en vez de individualmente por el IRPF.

 

Sociedades Anónimas Laborales

 

Las S. A. L. se benefician de mayor flexibilidad jurídica, no se restringe la cuantía de las aportaciones de los socios y gozan de la exención de un 99 % del Impuesto de Transmisiones Patrimoniales y del Impuesto sobre Actos Jurídicos Documentados.

Por el contrario, hay que cumplir con un elevado capital social mínimo, la toma de decisiones puede ser un proceso muy farragoso, y los costes derivados de los actos de gestoría son elevados.

 

Sociedades Limitadas Laborales

 

En las S. L. L., los socios trabajadores ejercen el control de la empresa, la sociedad ostenta una posición ventajosa para obtener ayudas y subvenciones, y los trabajadores que hayan cotizado en el Régimen General de la Seguridad Social conservan el derecho a paro.

Por el contrario, los órganos de administración son complejos si se mezclan trabajadores socios con no socios, y el Impuesto de Sociedades daría una mayor penalización fiscal que el IRPF ante escenarios de beneficios bajos.

Ahora que conoces más sobre las sociedades laborales, quizá te plantees asociarte bajo esta forma con otros trabajadores y obtener así ciertas ventajas fiscales. Prueba STEL Order y comprueba todo lo que esta herramienta de gestión empresarial puede hacer por la administración de tu sociedad laboral.

Síguenos: 

También te puede interesar…

IRPF del autónomo: retenciones fiscales en detalle
IRPF del autónomo: retenciones fiscales en detalle

El IRPF de los autónomos es un porcentaje de la base imponible que se retiene en las facturas: conoce qué conceptos están sujetos a retención, y qué gastos son fiscalmente deducibles en la declaración anual.

Prueba GRATIS el Software ERP de Gestión que tu empresa necesita, con toda la ayuda que necesites

Share This