Última actualización: 03/05/2018

¿Qué alternativas de financiación existen para nuestra empresa?

España lleva sumida en una profunda recesión económica a causa de la burbuja inmobiliaria desde el año 2008. Esta crisis no sólo está afectando a personas particulares, también a empresas que vieron sus grifos de financiación cerrados por parte de las entidades tradicionales financieras. Al encontrarse con esta problemática, algunas de ellas se vieron obligadas a realizar su liquidación o buscar nuevas fuentes de financiación. Este no era el único problema existente, al que se le añadía el de elevación de techo de la empresa; las entidades bancarias empezaron a conceder a corto plazo y con importes muy pequeños, dejando fuera la financiación de empresas.

Como habrás podido ver, la diversificación era muy necesaria y las empresas necesitaban obtener nuevas fuentes de financiación para seguir creciendo. Es entonces cuando, con la ayuda de las nuevas tecnologías, aparecieron en el mapa las entidades de financiación alternativa. En este artículo vamos a descubrir qué tipos existen, tanto si son para liquidez a corto plazo como el caso del descuento de pagarés o la financiación a largo plazo. En este sentido, la diversificación era muy necesaria en ese momento y  entonces aparecieron las entidades de financiación.

1- La financiación bancaria, a través de los préstamos ICO

Uno de los préstamos a los que más recurren las empresas en los últimos años son las Líneas del Instituto de Crédito Oficial. Según datos de Foro Capital PYMEs, entre 2012 y 2017, más de 900.000 empresas recibieron financiación por valor de 61.485 millones de euros.

Hace relativamente poco, el Instituto de Crédito Oficial (ICO) firmó contratos de colaboración con las entidades financieras existentes para dar el inicio de las Líneas ICO 2018. Este último año, el organismo se ha comprometido a perseguir su estrategia de financiación a largo plazo, potenciando las líneas de internacionalización y la especialización en nuevos productos que aporten valor a las empresas.

2- Las plataformas Fintech

Entre las nuevas fuentes de financiación que ofrecen las plataformas fintech, encontramos multitud de propuestas para PYMEs. En los últimos años han creado nuevas propuestas de financiación que hasta entonces no existían en el mercado y a la vez, han digitalizado las que ya se encontraban consolidadas desde hace años. Estas empresas no sólo han revolucionado el sector de la financiación sino que también han conseguido abaratar los costes, agilizar el proceso y suprimir la burocracia que completaba la perdida de tiempo (envío de facturas por mail, contratos por buzón…). Aunque en España el Fintech no está tan consolidado como en países como EEUU y GB, cada año van ganando más mercado y se han vuelto una de las soluciones más interesantes.

La plataforma Spanish Fintech, nos da una idea de lo que consiste el Fintech con esta definición: “Empresas de nueva generación o con ideas nuevas que intentan disrumpir la forma tradicional de entender los servicios financiero a través de la utilización de la tecnología. Estas nuevas iniciativas tratan de buscar diferentes objetivos como pueden ser ofrecer nuevos servicios financieros, como añadir valor sobre los servicios financieros actuales, como desintermediar productos financieros que puedan ofrecerse persona a persona, como hacer mucho más eficientes a nivel de costes los servicios actuales, permitir más acceso a servicios financieros, o permitir una mayor transparencia de la oferta financiera, utilizar la tecnología para dar mejores soluciones financieras. Empresas cuya naturaleza es la innovación en servicios financieros”.

Cada vez existe más diversidad entre los productos que ofrecen este tipo de empresas, entre ellos te podrás encontrar desde asesorías financieras hasta tarjetas prepago. Pero en este artículo nos centraremos en aquellos que tienen que ver con la financiación:

  •  Inversión inmobiliaria:

Plataformas que dan acceso a la inversión inmobiliaria de inversores privados.

  • Préstamos P2P:

Particulares que prestan a otros particulares, siempre con el beneficio de la rentabilidad unido a experiencias positivas anteriores que ofrecen confianza al prestamista.

  • Crowdlending y/o Crowdfunding:

Financiación alternativa para PYMES ofrecida por inversores particulares de forma colectiva. Es habitual que se realice a través de subastas. Enmarcado dentro de la financiación crowdlending encontramos el factoring, o descuento de facturas, y el descuento de pagarés que aporta financiación a la empresa a través de la financiación de pagarés emitidos por el cliente deudor. Más información sobre Crowedlending.

3- Deudas compensadas:

Gestión de cobros y pagos a través de un sistema innovador de forma rápida y eficiente. Este tipo de financiación nos permitirá suprimir la deuda comercial o verla reducida de forma importante, así la empresa evita casos de impago y encontrarse con tensiones de tesorería, junto a las necesidades de financiación y la exposición al riesgo del crédito.

 

4- Financiación por empresas públicas:

 

Empresa Nacional de Innovación ofrece financiación a proyectos innovadores mediante préstamos participativos. Según la ayuda solicitada, el solicitante tendrá que aportar una cantidad entre el 25 y 50% de la cuantía. Dependiendo del estado del proyecto tendrá unos requisitos u otros.

Si el proyecto empresarial se encuentra en la fase de creación, hay tres líneas de financiación:

  • ENISA jóvenes emprendedores: Empresas creadas por emprendedores de hasta 40 años.
  • ENISA emprendedores: Sin límite de edad.
  • ENISA emprendedores sociales: Proyectos con finalidad social.

Cuando el proyecto es ejecutado por una pyme y está en fase de crecimiento:

  • ENISA competividad: Financiación para proyectos realizados por pymes que quieran mejorar sus competitividad.
  • ENISA expansión: Esta línea de financiación es para pymes que quieren incrementar su actividad.
  • ENISA EBT: Para pymes  con proyectos tecnológicos que supongan un avance tecnológico, mediante la creación de nuevos procesos, servicios o productos.

Por último se encuentran ENISA MAB y ENISA fusiones, que son para líneas de consolidación:

  • ENISA MAB: Si el crecimiento de la empresa incluye su incorporación al Mercado Alternativo Bursátil.
  • ENISA fusiones: Para pymes que integren una operación societaria con ventajas competitivas.

 

Estos préstamos son específicos para la mejora del nivel tecnológico de las empresas españolas. Las líneas de actuación de los préstamos CDTI se dividen en, I+D+I, internacionalización y proyectos de base tecnológica. Este forma de financiación, tampoco exigirá garantías para conceder la financiación.

 

Artículo escrito por Caterina Llopart, encargada de marketing y comunicación en @Finanzarel.

 

Crea tu cuenta de STEL Order


Pruébalo GRATIS ahora