Última actualización: 12/11/2018

¿QUÉ ES Y QUÉ DESCUENTOS APLICA?

La tarifa plana para autónomos es una medida aprobada en 2013 para impulsar el autoempleo. Consiste en el pago de una cuota mensual reducida a la Seguridad Social en calidad de autónomo. Una medida que ha ayudado a muchos nuevos profesionales a dar sus primeros pasos, consiguiendo sumar más de un millón de nuevos autónomos desde su entrada en vigor.

Inicialmente se aprobó sólo para menores de 30 años pero debido a la fuerte reacción entre el colectivo de autónomos, el gobierno, extendió su aplicación a todos los nuevos autónomos, independientemente de su edad, medida que entró en vigor el 28 de septiembre de 2013 con la publicación en el BOE de la Ley 14/2013 de 27 de septiembre, de apoyo a los emprendedores y su internacionalización.

Comienza con una cuota fija de 50€ mensuales los primeros seis meses, sobre la cuota mínima que ronda los 270€. Los siguientes seis meses, se aplica un 50% sobre dicha cuota, para finalizar con el último tramo de otros seis meses, con un descuento del 30%. En total los autónomos accedían a 18 meses de reducciones.

En esta primera fase de la tarifa plana, nos encontramos con algunos criterios que impedían acceder a ella:

  • No haber estado de alta como autónomo en los cinco años anteriores.  
  • No ser administrador de una sociedad mercantil.
  • No haber recibido anteriormente una bonificación de la Seguridad Social como autónomo, aunque hubieran pasado los cinco años.
  • No ser autónomo colaborador. (régimen especial para familiares de autónomos)

La tarifa plana para autónomos sufrirá importantes cambios, tras la nueva Ley del Autónomo que acaba de salir del Congreso. Aunque la primera gran novedad es que no serán efectivos hasta el año 2018. De este modo, las reglas que rigen la tarifa plana se mantendrán intactas hasta ese momento, según el articulado de la propia Ley.

 

CAMBIOS EN LA TARIFA PLANA PARA AUTÓNOMOS

A partir del año 2018, entrarán en vigor las modificaciones aplicables a la tarifa plana.

En primer lugar, vamos a ver cómo quedarían los tramos de descuentos aplicados a la base de cotización.

  • El primer tramo de seis meses, pasa a ser de un año. Es decir, se pagarán 50 euros al mes durante los primeros doce meses de actividad.
  • Los siguientes seis meses tendrán un 50% de descuento.
  • Y por último, otros seis meses más al 30%.

En total, con la nueva modificación, los autónomos se beneficiarán de 24 meses de descuentos, frente a los 18 iniciales.

El segundo gran cambio tiene que ver con el tiempo que debe pasar para utilizar por segunda vez la tarifa plana para autónomos. Antes resultaba difícil disfrutar de la tarifa plana si se había sido autónomo con anterioridad. Para hacerlo, tenían que pasar cinco años desde la última fecha de alta. Sólo en este caso se podía acoger un profesional de este tipo al mencionado pago de 50 euros al mes.

Ahora esta cifra cambia. Es posible acogerse a la tarifa plana si no se ha estado de alta en este Régimen en los dos últimos años.

 

PAGOS DE CUOTAS Y PENSIÓN

En el caso de que un antiguo autónomo vuelva a darse de alta podrá acogerse a estas reducciones a la cotización a los dos años, aunque para los que ya hayan disfrutado de bonificaciones se fija un período de tres años.

También se clarifica la obligatoriedad de darse de alta para aquellos trabajadores con ingresos bajos y que no superen en el cómputo anual el Salario Mínimo Interprofesional, así como la puesta en marcha de una cotización especial para autónomos a tiempo parcial, así como la jubilación parcial. Todas estas cuestiones deberán definirse en la Subcomisión para el Estudio del RETA.

 

CAMBIOS DE RÉGIMEN Y PENSIÓN

Los autónomos podrán cambiar de base cuatro veces al año en lugar de las dos actuales y las bajas y altas en el RETA se podrían realizar hasta tres veces al año, siendo efectivas en el día realizado. De esta forma, únicamente se pagará la cuota de los días en los que el autónomo esté dado de alta y no el mes completo.

También se permite la compatibilización del trabajo y el cobro del 100% de la pensión siempre que el autónomo tenga contratado, como mínimo, a otro trabajador por cuenta ajena.

 

DEDUCCIONES EN GASTOS DE SUMINISTROS Y MANUTENCIÓN

La ley establece deducciones para los gastos de suministros de agua, luz, electricidad y telefonía cuando el autónomo trabaja desde su casa, concretamente del 30%.

También se establecen deducciones para la manutención de hasta 26,67 euros diarios, cuando estos pagos se realicen de forma electrónica en establecimientos de hostelería y restauración, 48,08 euros diarios en el caso de que sea en el extranjero.

 

BAJAS Y DESCUENTOS POR MATERNIDAD

Varias de las medidas incluidas en la ley suponen un aumento de la protección social de los autónomos, extendiendo las bonificaciones del 100% de la base de cotización para los autónomos durante las bajas de maternidad, paternidad, adopción, acogida y riesgo durante el embarazo o lactancia, sin necesidad de que tenga que ser sustituido por otro trabajador.

Asimismo, esta bonificación será compatible con las bonificaciones aplicables a los contratos con personas desempleadas que sustituyan a trabajadores autónomos durante estos períodos de descanso.

Para las mujeres que hayan cesado su actividad y vuelvan tras la baja de maternidad, adopción, guarda, acogida o tutela, la tarifa de cotización será de 50 euros al mes durante el primer año o una bonificación del 80% sobre la cuota por contingencias comunes en los supuestos de que tengan otras bases de cotización. Asimismo, la edad del menor cuyo cuidado da derecho a bonificaciones se eleva de 7 a 12 años.

Por otro lado, los grupos han incorporado ampliar la cobertura de las contingencias profesionales para los accidentes ‘in itinere’ y la participación de los trabajadores autónomos en programas de formación e información respecto a la prevención de riesgos laborales.

 

CONTRATACIÓN DE FAMILIARES Y DISCAPACITADOS

Por otro lado, se refuerza la figura del familiar colaborador, se amplían las bonificaciones en las cuotas a la Seguridad Social por la contratación de familiares por parte de los trabajadores autónomos y se reduce el grado de discapacidad de los hijos de un trabajador autónomo mayor de 30 años para el acceso de ayudas, con incentivos para que éstos puedan ser contratados como trabajadores por cuenta ajena.

Crea tu cuenta de STEL Order


Pruébalo GRATIS ahora